“Al leer el final de la conferencia que el cardenal Müller pronunció en el Seminario Metropolitano de Oviedo, sus palabras me han herido en lo más profundo de mi razón. Decir que en la Iglesia entran los hombres ‘irracionales’ y salen ‘racionales’, contradice lo que desde hace muchos años me pareció más evidente en el pensamiento católico reflejado en su cuerpo doctrinal: la irracionalidad a la que se somete a todos sus fieles, siendo ello una de las principales causas del rechazo a la Iglesia, tanto por parte de los jóvenes porque no ven atractivo entrar en ese juego -y hoy nadie les obliga a ello como en otro tiempo-, como por parte de los adultos que empiezan a tener fuerza para liberarse de las creencias que les proponían como contenidos de la fe. (…)”.

Amerindia en la Red
[Por: José María Álvarez – Religión Digital]
Descargue el artículo.