Entrevista con Ivone Gebara (IHU/Adital). "En la Exhortación percibimos tolerancia hacia las personas consideradas víctimas, pero al mismo tiempo intransigencia frente a teorías y filosofías que podrían debilitar los cimientos del idealismo filosófico católico tan fuertemente presente en el texto," opina la teóloga.

*La entrevista es de João Vitor Santos | Traducción de Patricia Pizzorno.

La filósofa y teóloga Ivone Gebara no oculta su decepción con la exhortación apostólica Amoris Laetitia: "ingenuamente esperaba que se dirigiese en primer lugar a las familias católicas, especialmente a aquellas que buscan seguir lo más fielmente posible, las orientaciones del papado".

Ivone pone de relieve la dificultad del laicado en comprender los textos, y la necesidad de una acción mediadora por parte del clero. "Los pobres que quieran entender algo del texto no podrán hacerlo en forma directa, sino siempre a través de la mediación interpretativa de obispos, sacerdotes, diáconos, etc.," puntualiza.

En la siguiente entrevista, concedida por e-mail a IHU On-Line, Ivone cuestiona la forma en la que la exhortación manifiesta las ideas conservadoras, jerárquicas y masculinas de la Iglesia sobre las familias y sus múltiples posibilidades de configuración. "Una vez más la Iglesia se muestra como una jerarquía masculina y célibe, jerarquía que no se constituye en familia de acuerdo al modelo indicado, sino que critica comportamientos y define orientaciones de vida como si fuese experta en los complejos vericuetos del amor humano" analiza.

Ivone Gebara es filósofa, religiosa y teóloga. Enseñó durante casi 17 años en el Instituto Teológico de Recife – ITER. Actualmente se dedica a escribir y dar cursos y conferencias en varios países del mundo, sobre hermenéuticas feministas, nuevos referentes éticos y antropológicos, y los fundamentos filosóficos y teológicos del discurso religioso. Entre sus trabajos más recientes publicados encontramos, entre otros: Compartilhar os pães e os peixes. O cristianismo, a teologia e teologia feminista (2008), O que é Cristianismo (2008), O que é Teologia Feminista (2007), As águas do meu poço. Reflexões sobre experiências de liberdade (2005).

Lea aquí la entrevista.

IHU On-Line - ¿A quién va dirigida la exhortación? ¿Cómo explicar la cuestión de los destinatarios?

Ivone Gebara – Los destinatarios de la exhortación son claros. Aunque trate de la familia y del matrimonio cristiano, se dirige en orden jerárquico: a los obispos, a los presbíteros y a los diáconos. Sigue el mismo estilo de las cartas, encíclicas y exhortaciones de los papas anteriores. Sin embargo, debido al tema, ingenuamente esperaba que se dirigiese en primer lugar a las familias católicas, especialmente a aquellas que quieren seguir, en la medida de lo posible, las orientaciones del papado.

Me sorprendió el hecho de que el Papa Francisco, queriendo estar cercano a los pobres y reiterando varias veces que tenemos que ir a las calles, escuchar a los pobres, abrazar su causa, una vez más escriba o firme un texto tan extenso y tan inaccesible tanto a los pobres, como a la gente común. Esto significa que los pobres que quieran entender alguna cosa del texto no podrán hacerlo en forma directa, sino siempre a través de la mediación interpretativa de obispos, sacerdotes, diáconos, etc. Nos enfrentamos una vez más al problema de la sutileza de los poderes religiosos y de su capacidad para mantener las mentes y los corazones sumisos a sus afirmaciones consideradas "verdades" según Dios o según la Biblia.

La tan mentada responsabilidad personal y colectiva queda reducida a la letra o a una retórica sin una eficacia significativa en la vida. Además, una vez más, la Iglesia aparece siendo antes que nada, una jerarquía masculina y célibe, jerarquía que no se constituye como una familia de acuerdo al modelo indicado, sino que critica comportamientos y define orientaciones de vida como si fuese experta en los complejos vericuetos del amor humano. Un cierto malestar invade a los/las lectores/as que esperaban reflexiones más simples y directas que pudiesen ayudar en la formación contemporánea de las conciencias, en el respeto a las diferencias y en la responsabilidad colectiva.


IHU On-Line – ¿El título de la Exhortación no es una invitación al amor?

Ivone Gebara - El hermoso título de la exhortación "La alegría del amor" más que una invitación al amor es una invitación a la reflexión a partir de lo cotidiano de nuestras relaciones. Sabemos que, si bien hay alegría en el amor, el título parece esconder las penas del amor, los sinsabores, las muchas frustraciones, los inevitables desacuerdos, los quiebres en la confianza, la crueldad humana que se manifiesta en la vida cotidiana. Por último, oculta a través de una poderosa y sutil actitud "paternal” la sumisión de los fieles a un mundo idealizado que no es el nuestro, a un mundo donde los poderes espirituales tienden a masacrar la compleja mezcla de nuestras vidas.

Lo más grave de todo esto es la justificación de las orientaciones e interpretaciones dadas a través de lo que entienden por "poder de Dios", no dudando en subordinar las conciencias a sus "opiniones", a menudo identificadas también con la libertad. Hay una ambigüedad que atraviesa todo el texto, especialmente en el uso de conceptos imaginados como "adquisición tranquila" de la comunidad de creyentes o como evidentes en la experiencia de muchos. Hay también una especie de defensa de la jerarquía de la iglesia que se presenta como el lado que sabe y tiene razón en la compleja historia del mundo de hoy. Es un lado que habla no como la publicidad consumista o como los grandes de este mundo y tampoco como los que transitan caminos que parecen ser contrarios al orden establecido por Dios. Los obispos vuelven a asumir su función magisterial incluso en asuntos que parecen escapar de su competencia.

• La entrevista completa, en portugués, se puede leer aquí.

IHU - Unisinos
Adital