.

¿IGLESIA EMPRESARIA O PUEBLO DE DIOS?

¿IGLESIA EMPRESARIA O PUEBLO DE DIOS?

La Iglesia Católica ha realizado por muchos años una gran inversión ec...

HNA MICHELLE: LA VOZ SUAVE DEL ECUMENISMO

HNA MICHELLE: LA VOZ SUAVE DEL ECUMENISMO

Conocí  a la Hna. MichelleChatenet hace ya varios años. Siempre m...

HNA MICHELLE: LA VOZ SUAVE DEL ECUMENISMO

Conocí  a la Hna. MichelleChatenet hace ya varios años. Siempre me llamó la atención su modo de ser: tranquila, suave, de bajo perfil. No quería ocupar primeros planos ni ser el centro de las reuniones. Participamos mucho tiempo en la Comisión Nacional de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso (CONEDI), de la Conferencia Episcopal de Chile, pero aún ese pomposo nombre de este grupo no era motivo para sobresalir  o destacarse. Tengo la impresión que en los medios que frecuentaba quizás ni lo mencionaba. Respetuosa, excepcional oyente, medida en sus palabras, prudente, austera, servicial, he ahí, para empezar, algunos de sus valores.

Compartir con ella era motivo de envolverse en una especie de paz interior. Tampoco propiciaba la discusión, menos el enfrentamiento (no me la imagino en ese plan). Su modo de hablar y de referirse a las personas y a las cosas, era producto de una meditación  seria y bien fundada. No recuerdo haberla escuchado haciendo juicios sobre los demás.Sin embargo, tras esa apariencia dulce, se encontraba una mujer estudiosa, disciplinada, risueña. Sus aportes a la unidad de los cristianos son evidentes. Y prolongados en el tiempo. Lo suyo no era una moda o una pose, sino una opción total de su vida. ¡Qué ejemplo!Tuve ocasión de compartir en muchas ocasiones con ella, no  sólo al calor de las reuniones habituales de la CONEDI, sino en plan suelto y distendido. A veces le hablaba en francés o la hacía reir con algunas de mis invenciones. Tenía muy buen humor. En una oportunidad, me habló largamente de su pueblo natal. Vi como sus ojitos se encendían al calor de lejanos recuerdos familiares.

El nombre de esta religiosa está muy unido al de Mónica Baeza Oportus,también integrante de la mencionada comisión y que nos mantenía informados de la salud de aquella. Admiro y agradezco la actitud fiel de Mónica en este sentido, que nunca se molestó por contarnos de su amiga, aunque tuviera que repetir de nuevo lo narrado. Y lo hacía con verdadero afecto y hasta con emoción. Ambas realizaron  un buen trabajo colectivo y son las autoras de un importante texto: A la búsqueda de la unidad perdida. Taller Básico de Ecumenismo (Santiago, CECH, 2011, Serie Unidad de los Cristianos N° 2). Un aporte muy valioso a esta noble causa pedida por Jesús. Esa fue una labor larga  para las dos, pero supieron salir adelante.

Visité junto a mi señora a la hermana tanto en su casa de la calle Uruguay, como en la clínica de la Universidad Católica, donde la vimos por última vez. Estaba profundamente dormida, pero la Auxiliar de Enfermería  que la cuidaba insistió en despertarla para que nos saludara, pese a nuestra oposición. Cuando lo logró, le preguntó: “Hermana, ¿Los conoce?” y ella respondió casi en  un susurro: “Son amigos”, y se volvió a dormir. La contemplamos unos segundos y salimos en silencio. Esta amiga nuestra, tan querida, sencilla como ella sola, misionera de corazón, se apagaba lentamente, con una gran herida en el pecho. Perdía las fuerzas y, seguramente, en sus ratos de lucidez se preparaba para el encuentro final con el Padre Dios, a quien se entregaba con total mansedumbre.El Monasterio de la Piedra Blanca pierda a una de sus religiosas más queridas. No podemos  olvidar a la Hna. Isabel Vrancken, de Bélgica, que también partió a la vida eterna y que vivió en esa misma comunidad de la calle Uruguay, autora de un célebre libro,  María y la unidad de los cristianos (Santiago, Patris, 1991), . Queda ahora, y muy sola, la presencia   dinámica y fundamental  de la Hna. María Isabel Silva, que ha desplegado, en los últimos años, sus mejores energías  para sacar adelante las múltiples tareas que le ha tocado enfrentar. En realidad, estas mujeres son un ejemplo de perseverancia, estudio, evangelización, que construyen el Reino de Dios día a día sin aspavientos de ninguna clase. En su hogar se respira un aire de trabajo intelectual intenso, de oración y servicio.

Los libros expuestos en los muebles nos recuerdan la importancia de la lectura, de la formación constante que debe tener un cristiano-a. Los numerosos títulos invitan a entrar en sus páginas inmediatamente.Nuestra amiga Michelle no puede estar sino feliz con la despedida que se  le brindó. Estuve en la misa  que se realizó en la Capilla Padre Alberto Hurtado (Uruguay con Rojas Magallanes), que tuvo un carácter ecuménico hermoso. No podía ser de otra manera. La Pastora Gloria Rojas,de la Iglesia Luterana, vecina de las hermanas, se hizo  presente y participó, al final, en la liturgia con una lectura, pero  también con un bellísimo testimonio personal. Nos contó que como ella es Vicepresidenta de la Federación Luterana Mundial, tuvo ocasión de visitar junto a una delegación al Papa Francisco y entregarle un ejemplar de un importante documento, que lleva por título  Del conflicto a la comunión. Conmemoración Conjunta Luterano-Católico Romana de la Reforma en el 2017.Luego agregó  que el pontífice había recibido el primer ejemplar, que se había editado, en inglés, y que el segundo se lo había traído expresamente a la Hna. Michelle, de tal forma que ha sido una de las primeras en Chile en tener dicho documento.  ¡Qué bello gesto de una hermana luterana!
Pidamos ahora  no sólo por nuestra amiga que ha partido al encuentro definitivo con el Creador, sino también por las religiosas de la Piedra Blanca que quedan entre nosotros, para que Dios suscite más vocaciones y  puedan ellas prolongar su  actividad misionera en los países en que están presentes. Y que el recuerdo de esa figura alegre, humilde, serena, amable que fue la Hna. Michelle, nos acompañe por mucho tiempo en nuestros quehaceres pastorales. El ecumenismo ha perdido a una gran mujer. Una voz suave, pero no menos importante, se ha extinguido justamente en la fiesta  del Sagrado Corazón de Jesús. Su pecho ya no sangrará más: se fundirá  plenamente en el de su Maestro, para siempre

Prof. Luis Morales Herrera
Santiago, 01 de julio de 2014.
Esta dirección de correo está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.




+Leído en Iglesias

+Leído en Portal CEDM